Mi primera vez por aquí.

4 de abril de 2020

Mi primera vez por aquí… gran parte de mi vida jugando a esconderme detrás de las bambalinas y llega una pandemia que nos lleva a refugiarnos en casa para protegernos y me impulsa a salir de la madriguera que me había mantenido bien protegida durante mucho tiempo y emprender de nuevo poniendo internamente la casa patas arriba.

Volver a soltar todo y resurgir desde un lugar nuevo personal y colectivo, con este desafío no contaba y llegados a este punto, decido dejar de esconderme, aun con miedo y vértigo, vulnerable como tu me presento.

Hola,

soy Mireia, una humana aprendiendo a vivir amante de la naturaleza, de las cosas sencillas aunque gran parte de mi vida como humana que soy me la he pasado complicando un poco las experiencias más sencillas por miedo a no encajar o no ser suficiente.

Me dedicaba a buscarme la vida como Maquilladora Profesional, pero justo eso, buscaba y buscaba pero no lo encontré.

Lo que encontré fueron unos cuantos años detrás de diferentes campañas de telemarketing en las que aprendí muchas cosas, en entre otras a comunicarme y a conocer mi voz, hasta el punto que mi voz me mostró que ese camino para mi no era y encontré un estado de ansiedad y perdida de esencia tan grande que me llevó a casa por un tiempo con ansiedad.

A raíz de ese momento tan concreto y doloroso, aunque sea un topicazo pero en esta historia sin viaje a India, fue cuando apareció todo este mundo nuevo a mi vida.

Desde el lugar en el que estaba en Madird con la persona con quien compartía mi vida en ese momento y mi perra hermosa que amo aunque ya no viva con ella, comencé a interesarme por restaurar mi salud de manera más natural, sin las pastillas que la doctora me recomendaba.

En ese momento la medicina convencional no me ofreció lo que necesitaba o en mi interior sentí que por ahí no era esta vez y así descubrí la practica de Yoga, medicinas alternativas, terapias holísticas, cambios de alimentación… tras una gran caída de lo que hasta entonces era mi mundo surgió un camino desafiante y sanador.

Te reconozco que fue un tiempo de mucho dolor, no entendía nada, pero siempre estaré agradecida a ese momento en el que mi cuerpo, en un momento de gran desconexión por mi parte me trajo de vuelta y encontré las herramientas que cada día me ayudaron a sentir tanto el revoltijo como la claridad, según el día.

Cuando inicié mi primera formación de Yoga en Madrid, tenía claro en lo que quería enfocarme, o lo que quería aprender para compartir con las personas que pasaran por las clases. Tenía clara la meta de compartir aquello que tanto bien me había hecho a mi en su momento, eso tan real e importante para mi, conseguir transmitirlo con sencillez y en ello continuo. 

Aprendiendo cada día con las diferentes falsas metas del camino.

Deseo que encuentres aquello que te de la mano y te acompañe de vuelta a tu esencia y si en ese camino nos compartimos encantada de compartir viaje.

Mireia Ballesteros T.

Una humana aprendiendo a vivir.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprendiendo a vivir con integridad

Aprendiendo a vivir con integridad

Hola, hoy quiero compartir contigo una reflexión que también tienes en formato vídeo en Instagram si quieres escuchar con tranquilidad. Voy a ir directa al...

Meditación Gratitud

Meditación Gratitud

~𝑹𝒆𝒄𝒖𝒓𝒔𝒐𝒔 𝒔𝒆𝒏𝒄𝒊𝒍𝒍𝒐𝒔 𝒑𝒂𝒓𝒂 𝒍𝒂 𝒗𝒊𝒅𝒂 𝒎𝒐𝒅𝒆𝒓𝒏𝒂~ ¡Hola! Llega el día de los recursos sencillos para la vida moderna, hoy quiero compartir una meditación ben sencilla...